11 Ene

arturoMedinaFB

Miembro del personal docente desde el año 1976, Arturo Medina Céspedes llegó a la institución gracias a la necesidad que existía de crear un club deportivo dentro del Liceo. Luego de 37 años, no sólo hizo del Club Deportivo Los Robles lo que es hoy en día, manejando las actividades de ocho deportes, sino que también es padre y precursor de las Olimpiadas AYSE -hoy Copa Los Robles-, los Juegos de Talento y las Mini Olimpiadas Preescolares.

Apostando siempre a una educación integral, el director de aquel entonces, Alberto Otero Sánchez, inicia una serie de entrevistas buscando a la persona indicada para encargarse del Club Deportivo. Luego de diez minutos de entrevista, se dio cuenta que había encontrado al indicado.

“NO ME LLEVO POR COSAS MATERIALES, LAS ESPIRITUALES ME LLENAN MUCHO MÁS”

Arturo Medina estuvo fungiendo como Coordinador de Deportes hasta el año 2004, cuando cumplió 60 años de edad, y decidió que debía dedicarle más tiempo a disfrutar de sus nietos, motivo por el cual solicitó desempeñar otro cargo y actualmente actúa como Coordinador Docente y Asesor Deportivo del Liceo, cediendo sus funciones al profesor Irán Leal, quien ha seguido sus pasos y considera que ha demostrado un excelente manejo del Club Deportivo.

Confiesa que a Los Robles le debe todo: “Todo lo que he sido en mi vida es gracias al Liceo Los Robles, es parte de mi vida y mi segunda casa”.

IMG_0234

¿Cómo fue el proceso de creación del Club Deportivo Los Robles?
“Empezamos con un Club Deportivo pequeño. Fundé el Club Deportivo con cinco deportes: baloncesto, fútbol de campo, voleibol, béisbol y atletismo; luego incluimos ajedrez, gimnasia y después karate. Posteriormente se incluyeron el tenis de mesa, tenis de campo y el fútbol sala. Hoy en día tenemos ocho deportes: voleibol, béisbol, fútbol campo, fútbol sala, atletismo, baloncesto, ajedrez y tenis de campo. También se creó una banda marcial, es por eso que del Liceo salieron los músicos que tenemos, como la gente de Tecupae, con Gustavo Suárez, Miguel Marín, Freddy Castillo y cinco de Voz Veis, hoy día Nauta y San Luis. Todos ellos fueron educados por el profesor Víctor Hugo Galbán”.

“TODO LO QUE HE SIDO EN MI VIDA ES GRACIAS AL LICEO LOS ROBLES, ES PARTE DE MI VIDA Y MI SEGUNDA CASA”

¿Cuál siente que ha sido la mayor retribución que ha recibido?
“No me llevo por las cosas materiales, las espirituales me llenan mucho más. Años atrás, el día de mi cumpleaños siempre me hacían una fiesta en el Liceo, tanto así que el director en este entonces, Javier García Müller, llegó a decirme que el día de mi cumpleaños mejor no viniera al Liceo, que me lo daba libre, porque el Liceo se convertía en una feria, los muchachos traían tortas, regalos y miles de cosas más. Yo trataba de llegar tarde para que al menos se mantuviera la calma en las filas de entrada. Ahora cuando cumplo años, siempre recibo mensajes de antiguos alumnos, llamadas de dentro y fuera de Venezuela, y tengo siempre un desayuno o almuerzo con ellos. Estoy muy complacido de eso. Recuerdo también las competencias deportivas que he formado con mi grupo de profesores, entre esas se crearon las Olimpiadas AYSE, hoy Copa Los Robles, los Juegos de Talento para motivar a los muchachos y las Mini Olimpiadas Preescolares”.

¿Cree que el deporte es trascendental en el éxito de Los Robles?
“Hoy en día tenemos muchos hijos de ex alumnos como alumnos del Liceo, estos representan alrededor del 20% de la población estudiantil, y la mayoría de esos padres que decidieron inscribir a sus hijos en Los Robles fueron gente que en su gran mayoría hicieron deporte, es decir, que creen en el deporte y en sus beneficios, además del sistema educativo que tenemos que es muy bueno, y definitivamente el sistema tutorial es lo mejor que se pudo haber hecho”.

Redacción: Fabiola González

Fotografías: Jesús Adán Rincón